cata de vinos

Sugerencias a la hora de catar un vino

En el mundo del vino hay muchos dogmas que oprimen la naturalidad. La realidad es que tenemos que ser más espontáneos y quitarnos ciertos complejos a la hora de catar un vino. Pero un exceso de desenvoltura nos puede llevar a cometer errores que pueden mostrar una mala imagen de nosotros al resto a la hora de beber vino.

En el blog de hoy os vamos a dar algunos consejos y sugerencias, no para intentar convertirnos de repente en expertos sumilleres, sino para poder entender mejor algunas de las normas y protocolos que caracterizan el acto de catar un vino. Estas sugerencias evitarán que cometamos algunos errores comunes en la manera de proceder ante la cata de un vino.

Uno de los gestos que más nos delatan es cuando sujetamos la copa. Debemos dirigirnos directamente hacia el tallo de la copa. Hay que evitar entrar en contacto con el balón ya que así alteramos la temperatura del vino. Pensad que estamos sujetando un vino, no un gin tonic. Sin embargo, tampoco debemos aferrarnos a la copa con toda la mano, con tres dedos más el pulgar de apoyo es suficiente.

Otra acción que debemos hacer es evitar sacudir la copa y moverla bruscamente. Con un par o tres sutiles giros, ligeros movimientos de muñeca, es suficiente para liberar las moléculas que potencian el sabor.

Hacer sonidos guturales y de trasiego por la garganta tampoco es lo adecuado en casi ninguna ocasión habitual. Aunque esto lo podemos ver en algún concurso de cata o en determinados ambientes muy profesionalizados, no lo hagas delante de tus amigos o conocidos. Al fin y al cabo, se trata de usar la lógica y el sentido común.

En lo que respecta a aspectos más generales, te recomendamos que evites comidas picantes, fumar, o algunos alimentos que puedan distorsionar el sabor, por lo menos media hora antes de degustar la copa de vino.

El vino debe oxigenarse previamente el tiempo necesario, debe reposar para excitarse y aliviar los taninos.

Recuerda que no es necesario llenar en exceso la copa de vino, como comentamos en otro artículo del blog, la medida adecuada es aproximadamente un tercio del balón.

Para maridar un vino con ciertos platos, recuerda consultar la ficha técnica y la nota de cata de tu vino, pero este tema ya lo comentaremos en detalle otro día.

En conclusión, la sensatez y la compostura son las mejores armas a la hora de catar un vino y disfrutarlo al máximo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *